sábado, 27 de febrero de 2021

Otra vez #poema

Otra vez, otra vez la oscuridad
viene seca por la orilla del río
como un anciano cuchillo de frío
que abre las carnes de la soledad.

Nocturno de galerías, mirad
qué saliva tan amarga, sonrío
a un espacio grande de nada y guío
un bulto de raíces sin piedad.

¿Dónde está la luz de tantos caminos,
el contorno este dulce de tus dedos,
en tu espala de pecas la constelación,

los milagros, nosotros, los destinos,
las olas, los fuegos y sus enredos,
tus caderas, dónde nuestra canción? 

sábado, 20 de febrero de 2021

Amor de periodista #poema

Amar es dónde,
es cómo,
es cuándo,
es un “ya sabes por qué”.
El quién, eres tú.

Tengo mis fuentes
y todas son tu acento.

A cinco columnas
y llamada en portada.

Es un qué
que nunca te descubre
¡pero cómo disfruta
intentándolo!

jueves, 4 de febrero de 2021

Escuchadme #poema

Jinetes verdes
pueblan los sueños
y los campos sin ciudades,
esquivando los afilados espolones
de los gallos de acero y alba.

Ya sé que no hay milagros,
me he asomado a la gran boca
antigua de la noche
y se me ha quedado el gesto quieto,
dispuesto para una muerte pequeña.

Pero, escuchadme,
al menos colgad mis sábanas
por los balcones abiertos,
quemad todas mis letras
y no permitáis que arranquen
un solo manzano más
en la República de la ternura.


viernes, 29 de enero de 2021

Un cielo toca, conmueve y alcanza #poema

Parece de oro puro la mañana
y la tarde puro oro me parece,
será que todo lo que me apetece
viene desde ti, mi bien, mi tirana.

Rubia valiente, tigresa, sultana,
mira qué ansia traigo y cómo crece
cada vez que tú me hablas y amanece
por dentro una parábola temprana.

Quiéreme, hazme hueco en tu esperanza,
prometo dejar atrás mi amargura
y subirme a los aires y besarte.

Abre la vida, déjame enredarte
y entregarme a esta loca locura
que un cielo toca, conmueve y alcanza.

viernes, 8 de enero de 2021

La verdad #poema

Miré hacia el lugar donde da la vuelta el ruido
y mis labios armaron una imprevista plegaria.
No sé por qué secreta razón,
como si rezara a un dios antiguo y querido,
sembré mis palabras pidiendo verdad
en el vacío donde crece el árbol del silencio. 

Y la verdad me despedazó. 

No me atrevo a abrir de nuevo la boca
y me limito a escribir,
pero los meses se han ido poniendo en fila
y los muslos de las estatuas tiemblan. 

Y todo se ha acabado y todo ha empezado. 

Cada hilo rojo se romperá,
no podré engañarme nunca más
porque la ceniza se burla
pero la luz es fuerte.
No cesaré el dolor y estaré siempre muy cerca,
a un gesto, de la belleza. 

Sí, nací para pedir verdad
y, no, no puedo morir porque ya he muerto.

miércoles, 6 de enero de 2021

Ya no eres #poema

Amor,
era tu contorno tan dulce
y eras más grande que los días,
carne satisfecha,
presente eterno y suave,
las fotografías no estaban aún amarillas
y las manos nos llegaban
desde muy lejos para tocarnos.

Amarga hoy el hoy
como una caricia herrumbrosa
y allí, quieta,
agoniza la esperanza
envuelta en una picuda manta de pavor.

Amor, amargas.
Será que fuiste
y ya no eres.