viernes, 28 de diciembre de 2012

Flamenco en Navidad

Ayer actué en la Gota de Leche. Aurelio Álvarez, Elena Pavía y el Grupo Flamenco Alboreá me acompañaron en esta Navidad Flamenca. Campanilleros, tanguillos, villancicos de la Gloria, fandangos, tientos/tangos... un pequeño repaso en clave de fiesta al mundo del flamenco. Con un aforo completo y un equipo técnico siempre dispuesto a ayudar pasamos una tarde muy agradable. Creo que lo pasamos muy bien e hicimos disfrutar al público. Pude ver entre el público caras conocidas y quiero desde la red agradeceros a todos el apoyo que me habéis dado todo durante este año. Seguiré dando guerra...
Foto: Isabel Martín

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Loading Actual (Actual Impar 2013)

Este viernes 21 de diciembre, de nuevo vuelvo a cantar en Logroño. Esta vez dentro del Festival Actual de este año, en el ciclo 'Loading Actual' con la guitarra fantástica de Pepe de Olga. Bulerías, tangos, soleá, fandangos, el garrotín... En el Menhir (calle Mayor) a las 22:00 h. La entrada es gratuita. Y si se acaba el mundo que me pille cantando...

viernes, 14 de diciembre de 2012

23,875 euros.

Yo he echado mis cuentas y Poveda me debe 23,875 euros.
Ayer asistí a un concierto del cantaor catalán en el Bretón. Estuvo brillante como en él es habitual. Elegante, simpático y lleno de un carisma que hace que desde sale al escenario te rindas a su arte. Más de 3 horas en el escenario echando el corazón por la boca. Con un guitarrista (Jesús Guerrero) que me encantó y un percusionista (Paquito González) que supo estar en su sitio todo el concierto Miguel Poveda se metió en el bolsillo al público y nos embarcó, como él dijo, en un viaje por el cante. Empezó de cine, con una soleá apolá que, con los nudillos de sus palmeros (carlos Grilo y Cantarote) contra dos mesas, sonó a gloria bendita. Malagueña de Chacón con abandolaos (incluyendo la rondeña del Gallina), alegrías con remate de bulerías de Cádiz, una liviana acordándose de Pepe de la Matrona, unos tientos/tangos en los que se arrancó a bailar al estilo de los trianeros... y yo gozando pero temiendo lo que me temía (sí, redundando en el temor). Tras un mitad de concierto flamenco el cantaor presentó a un genio de la música, Joan Albert Amargós, y el tren en el que íbamos montados todos viró su destino y se detuvo en la estación de la Copla. Poveda es un genio y cante lo que cante lo hace bien. Pero yo pagué por un concierto de flamenco. Yo pagué 47,75 euros (sí, la comisión de GeneralTickets.com es de 2,75 euros) por ver a Miguel Poveda presentado su último disco "Artesano". Alguno seguro que se fijó que, de una manera un poco sibilina, el cartel del Bretón usaba la imagen del nuevo disco (sí, esa en la que aparece Poveda con chaqueta y mojado, como si le estuvieran salpicando) pero ponía "Miguel Poveda. En concierto". Vale, quizá nos podamos agarrar a ese clavo. Yo personalmente creo que me engañó un poco... al final, como estoy de lo mío me pregunté el porqué de mi confusión y por qué di por supuesto que iba a presentar el citado trabajo. ¿Quizá fue la imagen del cartel o que simplemente llevo una temporada sin tomarme la pastilla? El caso es que comprobé que en la entrada pone "Miguel Poveda. Artesano" y en la información del Bretón también. Así que a mí personalmente me engañó. Me dio medio concierto de flamenco (en el que sólo hizo la soleá y los tangos de Triana de su disco). Si la entrada me costó 47,75 Poveda me debe 23,875 euros.


P.D: sí, la copla y el piano de Amargós fueron espectaculares pero si compro una entrada de cine no me lleves al teatro por muy buenos que sean los actores...

viernes, 30 de noviembre de 2012

El río del flamenco



Hace muchas décadas, antes de que llegáramos al desparrame tecnológico actual, la evolución del flamenco era inevitable.
Ahora, aunque por otras razones, también lo es.
Hace muchas décadas, cuando no existían los medios de grabación y reproducción que ahora nos parecen tan cotidianos, el cante flamenco iba sufriendo necesariamente una evolución por la intermediación de la memoria.
Porque un cante oído, cuando otro cantaor lo iba a reproducir, se convertía en lo que este nuevo cantaor recordaba haber escuchado. Forzosamente distinto, evolucionado.
El arte flamenco evolucionaba así porque no le quedaba otro remedio. El cantaor que trataba de repetir  el cante (lo que había memorizado, que no era exactamente igual a lo que había oído) se convertía en una pieza más de una cadena interminable a lo largo del tiempo.
Así, con pequeñas (o grandes) modificaciones individuales el cante se iba convirtiendo, cada vez más, en el resultado de una labor coral de muchísimas herencias… que a la vez era algo también totalmente personal en la última garganta en la que reventaba.
Este esquema, basado en múltiples e inevitables modificaciones, se fue rompiendo a medida que se iban perfeccionando los sistemas y aparatos de grabación y reproducción de sonido. Y a medida que el acceso a esos aparatos se iba haciendo más común.
Llegando al presente y desde hace bastante tiempo, el cantaor puede escuchar los cánones del flamenco en grabaciones que puede repetir hasta el infinito. Y, de este modo, machacar un estilo hasta (casi) clavar el original.
Y pudiera parecer que la evolución se rompe. Pero no.
Porque sí se ha roto en gran medida la evolución del boca-oreja que antiguamente existía.
Pero ha llegado una nueva. Si la tecnología permite acudir siempre al mismo canon a cuantos de él quieran beber, esa misma tecnología facilita al arte flamenco otra evolución distinta a la que ha destruido.
Porque, es una hipótesis mía, los nuevos avances del flamenco se suceden ahora en los estudios de grabación y fruto de una reflexión consciente de cada artista.
Antes podía ser algo no buscado pero inevitable.
Ahora se trata de novedades directa y conscientemente buscadas. Los cánones están grabados y los nuevos cantaores encuentran poco seductor tratar de repetirlos, así que se lanzan a mil aventuras creativas.
Si se me acepta todo lo dicho, la paradoja resultante es que, de una forma o de otra, la evolución del arte flamenco ha sido y es imparable.
Por eso creo que el flamenco es un río. 
Las aguas quietas se pudren y se mueren.
Se busque o no, el arte se mueve.
El flamenco es movimiento.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Una semana fantástica

Esta semana ha sido mágica para mí. He actuado 3 veces en 4 días. Miércoles, viernes y sábado. Y me ha encantado.
Además, en los 3 conciertos he contado con la colaboración imprescindible de mis amigos Los Lunares. El miércoles 21 actuamos de forma desinteresada en el Ateneo Riojano dentro de unas jormadas de Igualdad. La gente del Consejo de Logroño de la Juventud nos invitó y para allí que nos fuimos. Crucita, David y Fernanda me acompañaron por Tangos y Bulerías. El viernes 23, con motivo de la celebración de Santa Cecilia (patrona de los músicos), me desplacé nuevamente con Los Lunares hasta Alfaro para, junto a una orquesta sinfónica, hacer un Martinete y unas Alegrías. Una experiencia interesante, enriquecedora. El sábado 24, en la Gota de Leche de Logroño, y dentro de Artefacto 2012 tuve la suerte de poder contar mi experiencia en Sevilla en la Fundación Cristina Heeren. Con Los Lunares casi al completo hice un repaso a mi viaje a la capital hispalense. Con fragmentos de los vídeos hablé de las clases de técnica vocal, de las de historia del flamenco y por supuesto de las de cante. Alegrías, Soleá de la Serneta y Cádiz, Malagueña del Mellizo, Petenera, Tangos de Triana y Bulerías. Disfruté de lo lindo. Arropado por buenos bailaores intenté cantar suave, sin gritar, paladeando el cante... y creo que lo conseguí. Gracias a todos por el apoyo. A Andrea por grabar y a Sheila por ocuparse del plasma. A Piedad y a Raquel.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Colaboración con el CJL

Hoy colaboro con el Consejo de la Juventud de Logroño. Haré un par de temas con mis amigos Los Lunares y la guitarra imprescindible de Pepe de Olga. Una buena compañía para una buena causa.
Miércoles 21 de Noviembre 20:00 horas, en el Ateneo Riojano.
Ponencia: "Conflicto sexo-género. La alteridad de la minoría gitana". Laura García Hernández, Educadora social y máster en Estudios Interdisciplinares de Género en la Universidad de Salamanca.
Debate: Educador social experto
Actuación: Íñigo Ruiz (cantaor), Pepe de Olga (guitarra) y Los Lunares (baile).

domingo, 11 de noviembre de 2012

Poveda, su camisa y yo.

Acabo de comprar 6 entradas para el concierto de Miguel Poveda en el teatro Bretón de Logroño. Esto me recuerda a una anécdota familar que contamos de vez en cuando...
Cuando Poveda era un cantaor prácticamente desconocido, con apenas la veintena pasada, vino a Logroño a los Jueves Flamencos. Mis padres fueron a verlo, casi no sabían nada de este cantaor payo. Que era catalán, que era muy joven y poco más... Como buen chascarrillo familiar hay varias versiones así que yo elegiré la opción que más me gusta: la escena es sencilla, un bar, mis padres, mis tío y mi hermano. Están tomando algo antes de entrar, hablando del cantaor que iban a ver... un tal Poveda. No gran cosa. Cerca de ellos, en la barra, un chico joven con pantalones de cuero escucha la conversación y se ríe con disimulo... Evidentemente ese joven era Miguel Poveda. Después de un concierto entregado mis padres bajaron al camerino a saludarle, se hicieron fotos, le felicitaron y charlaron durante unos minutos. Al año siguiente Miguel Poveda regresó a los Jueves con la Lámpara Minera bajo el brazo... Mis padres fueron a verlo y bajaron al camerino para que les firmara alguna de las fotos que se hicieron el año anterior. Poveda les recibió sonriente y amable como siempre y al final no sólo no les firmó las fotos sino que además, con una sonrisa de oreja a oreja, les "robó" una de ellas.
Los años han pasado y ese joven cantaor se ha convertido en el número 1. En mi casa siempre le hemos mirado con simpatía, no sólo porque canta bien, sino por ese vínculo que sentimos con él. En 2009 actuó en el Bretón. Yo fui a verlo. Pedazo concierto. Al día siguiente estaba yo con mis amigos en La Laurel y vi al cantaor andando por la calle. Me acerqué y me puse a hablar con él. Después de felicitarle por el concierto no pude aguantarme y le pregunté si se acordaba de aquella pareja de aficionados que hace muchos años le llevaron unas fotos para que se las firmara en los camerinos el Salón de Columnas. Me respondió que sí y que todavía conservaba la foto en su casa. Me faltó tiempo para decirle que eran mis padres, y para hacer una broma sobre la camisa que llevaba... Poveda. Un tío grande. Miguel, nos vemos en diciembre.
Lo sé... tenéis curiosidad de ver cómo era la camisa ¿verdad?


P.D: mi padre grabó uno de los conciertos. Lo tengo en cinta de cassette. Algún día subiré algún fragmento.

lunes, 29 de octubre de 2012

III Ciclo Flamenknet

Ya hemos terminado el III Ciclo Flamenknet.
Este año KNET ha hecho una apuesta importante, arriesgada. Nos hemos ido a Riojaforum y nos la hemos jugado a un único fin de semana. Víctor Palacios con la guitarra de José Mª Ramírez y Cristina Rodríguez de Tovar con la guitarra de Gori Mazo han cumplido las espectativas y han superado el 75% de asistencia en ambos días.

 


Flamenco honesto, directo... cercano. Momentos jondos. Buen sonido y entrega de los artistas. Y buenos teloneros, artistas locales, como KNET, un ciclo redondo. Un sueño cumplido.
¡Qué ganas de que llegue el año que viene para poder hacer el IV Ciclo Flamenknet!

domingo, 21 de octubre de 2012

Amor y responsabilidad

Federico García Rodríguez, a su hijo:
“Mira Federico, tú eres libre, vete donde quieras, porque yo estoy convencido de tu extraordinaria vocación por el arte, pero, ¿por qué no me das gusto y vas haciendo como quieras tu carrera?, ¿te cuesta algún trabajo? Si en este septiembre hicieras alguna asignatura, yo te dejaría marchar a Madrid con más alegría que si me hubieses hecho emperador”.

Miguel Hernández Sánchez le apagaba la luz a su hijo cuando le pillaba leyendo a escondidas por la noche. Cuando murió de tuberculosis en las cárceles franquistas, dijo de él algo así como:
-Se lo había ganado.

Por eso creo que los hijos, más que amor, son responsabilidad.

martes, 2 de octubre de 2012

Tararear

El otro día me dijo el cantaor de Logroño que había visto en directo a Miguel Poveda. Me contó su fascinación ante un espectáculo de un artista con mayúsculas. Nada que objetar.
Pero me hizo pensar.
¿Dónde encuentro yo la verdad en el flamenco? ¿Cuál es mi verdad?
Pues es una verdad muy particular, muy íntima y, por lógica, bastante poco exportable.
Cuando el cante realmente me conmueve y me deja dolido pero limpio es cuando sorprendo a mi padre, desprevenido en cualquier lugar, tarareando a media voz una soleá de Tomás Pavón que parece indestructible. O esa Malagueña que mi hermano mastica con insistencia.
O cuando a mi tío se le escapa un Fandango de El Gloria que abriga de la desolación del mundo.
Me deslumbra Poveda, Menese o Mercé.
Pero quien me conmueve es quien tararea.

jueves, 27 de septiembre de 2012

Artesano, arte bueno

Hola amigo, el cantaor que desde aquí os habla tuvo la suerte hace poco de asistir a un concierto de Miguel Poveda. Artesano, la representación en vivo de su último trabajo discográfico. Tengo que decir que siento cierta debilidad por el cantaor de Badalona. Creo que es un pedazo de artista y un hombre que ha demostrado que con ganas, trabajo, ilusión y, lógicamente talento, se puede llegar a lo más alto.
Lo de la debilidad lo menciono porque me encantó el disco y la verdad es que mis espectativas eran muy altas. No me voy a poner a hacer una crítica sobre lo que ví sobre en el escanario, que para gente cabal que hable de flamenco ya tenemos a nuestro amigo Juan Vergillos.
Tan sólo diré cuatro palabras que rondaron mi cabeza durante todo el concierto:
Poveda es una estrella.
Y con estás palabras ya te lo he dicho todo...

domingo, 2 de septiembre de 2012

Reencuentro con buenos flamencos

Aquí os dejo el testimonio del reencuentro en Bilbao con algunos amigos del curso de Sevilla. Sergio de Madrid y Rocío y Alejandra de Bilbao pasamos un fin de semana en la capital vizcaína con motivo de la Aste Nagusia. Unos días geniales con gente maravillosa...

lunes, 27 de agosto de 2012

Concierto homenaje a Miguel Hernández

¡Hola amigos!
El próximo viernes actúo en Castro Urdiales. Con la guitarra de Pepe de Olga y la narración de Gaztea Ruiz recordaremos al malogrado poeta oriolano. "Expediente 21.001, la tres heridas del poeta Miguel Hernández".
Nuestro pequeño homenaje flamenco a Miguel. No me falléis.
Lugar: Centro Cultural La Residencia, C/ Mª Aburto, nº4. Castro Urdiales.
Hora: 19:00 horas. Entrada gratuita.

jueves, 16 de agosto de 2012

Entrevista con Pablo G. Mancha

Íñigo Ruiz es un personaje peculiar; profesional de la comunicación (trabaja en una agencia de publicidad logroñesa como diseñador gráfico) y sobre todo es un verdadero entusiasta de flamenco, arte que practica desde hace años (ya tiene dos discos en su haber) y por el que materialmente se desvive. Íñigo es cantaor flamenco y acaba de regresar de un curso intensivo de un mes en la Fundación Cristina Heeren de Sevilla, donde ha vivido, según sus propias palabras, una «experiencia memorable».
 
Íñigo es sincero y directo: «Ha sido una cura de humildad brutal. Pensaba que sabía cantar y ahora me he dado cuenta de que quizás estoy en el camino de empezar a saber lo que es cantar. El nivel es alucinante y me lo he tomado como una experiencia vital por encima de todo, he sufrido, pero he aprendido cosas que ni me podía imaginar».

La comida se celebra en el restaurante ‘Entre Cepas’ e Íñigo cuenta las razones de su elección: «Está muy ajustado de precio, se come bien y el trato es como si estuviéramos en nuestra propia casa». Y bebe Coca-Cola: «Me gusta mucho y sólo la tomo a la hora de comer; jamás la bebo sola».

Íñigo accedió al flamenco por su padre: «Es andaluz y lo que conserva de su tierra es el amor por el cante. Mi hermano Gaztea –que es periodista– empezó a escribir poemas y yo comencé a cantarlos. Ése es mi camino, a partir de ahí lo que he hecho ha sido formarme por mi cuenta, básicamente escuchando discos y grabaciones y aprendiendo en solitario. Sin embargo, llegó un momento en el que me di cuenta de que en solitario no podía avanzar más. Sabía que existía esta fundación, me puse en contacto con Fernando Iwasaki, que es su director, y conseguí una beca».

Para irse a Sevilla Íñigo contó con el apoyo de su empresa, que le dio la oportunidad de poderse coger las vacaciones durante las cuatro semanas del curso: «Me llevé un portátil y por las tardes hacía cosillas», relata.
Las jornadas de formación eran muy intensas: «Comenzábamos a las ocho y media de la mañana con técnica vocal: respiración, escalas y afinación. Después teníamos historia del flamenco, nos la daba la hija de ‘Naranjito de Triana’ y era espectacular porque aprendíamos cantes de fuentes primarias escuchando grabaciones. Y de ahí y hasta las tres, dos clases prácticas de cante con dos profesores diferentes».

Íñigo, además de cantar, es el programador del ciclo ‘Flamenknet’: «Todo esto me ha servido para formarme como cantaor y para conocer cantaores jóvenes que estaban en la fundación y que serán los nombres del mañana, de eso estoy absolutamente seguro».

Y ese mes sevillano no ha sido un camino de rosas: «En la tercera semana sufrí un bajón tremendo con una farruca. Pensaba que no podía dar más de sí; lo comenté con otras personas que estaban en la misma situación. Pero salí, logré remontar y empecé a darme cuenta de la grandeza brutal del flamenco. De que cuando cantas tiene que hablar el alma».

domingo, 12 de agosto de 2012

Nueva web

El cantaor de Logroño ya tiene nueva web. Llevábamos tiempo esperándola y por fin la ha puesto en funcionamiento.
La tenéis en www.inigoruizcantaor.com y pretende ser una ventana más en la que tener acceso a todo su trabajo.
En esta página podréis echar un vistazo a los proyectos que han visto la luz hasta el momento:
  • El de la Guerra Civil: '36-39'
  • El del origen de las letras flamencas: 'Los cantes rodados'
  • El homenaje a Miguel Hernández: 'Las tres heridas del poeta'
Y también enlaces con vídeos de sus recitales de flamenco clásico, fotografías, el facebook...
No os lo perdáis.
Entrad un ratillo y nos contáis qué os parece.

miércoles, 25 de julio de 2012

El tiempo es un mar sin playa ni espuma

He contemplado el vals de sol y luna
cuando pisan el párpado del cielo
unidos por un interminable hilo.

He contemplado por los caminos
vertederos de corazones ocres
resumidos en vidrio y rotura.

He contemplado gigantes caídos
rodeados de un silencio de bronce
tras comprender que era vana su altura.

El tiempo es un mar sin playa ni espuma:
yo pensaba que mi padre era un viejo
hasta que vi lo joven que era mi hijo.

lunes, 16 de julio de 2012

Soy cante


Soy cante, cuaresma que no acaba,
arenal de un mar de vinagre libre
en la patria podrida del destierro.

Rompo del mediodía la campana
alegre con mil caracolas tristes
que mojan el mojado desaliento.

Rumio sombras porque soy luz dañada
rebotando en bocas y raíces.
Predico la materia del lamento.

De sangre nazco y sangre derramada
probé en la hora y el punto de mi origen.
Soy quejoso tronco de bronce y viento.

Y contra la hembra fría que apaga albas
me lanzaré con ayes y con abriles
para ablandar sus estañosos senos.

lunes, 2 de julio de 2012

Por un mar de miedos... 2º vídeo. 2 de julio de 2012

Bienvenidos a la segunda entrega de mi VideoBlog. Que no es más que un pequeño diario digital que prentede informaros de mi estancia en Sevilla con motivo de la concesión de la Beca en la Fundación Cristina Heeren para el curso intensivo de cante que se celebrará en la capital hispalense durante el mes de julio.
Espero que disfrutéis... y que viva el flamenco.

http://www.youtube.com/watch?v=hfWzEh7Clc0&feature=youtu.be

domingo, 1 de julio de 2012

Por un mar de miedos en la barquita de la emoción

Bienvenidos a esta primera entrega de mi Vídeo Blog titulado "Por un mar de miedos en la barquita de la emoción". Quiero que sea una oportunidad para contaros cómo me está yendo en Sevilla durante este mes de julio con motivo de la beca de cante que me ha dado la Fundación Cristina Heeren.
 
Espero que disfrutéis viendolo... ¡y que viva el flamenco!

jueves, 28 de junio de 2012

Soleá "Iba un hombre por las calles de Madrid"

Sentías, Miguel, que todo se vestía de garras, que la ternura de la piel se podía quebrar al más mínimo roce. La guerra se perdería, las sombras se agigantaban y escribiste que el amor era muerte y que el hombre acechaba al hombre.
Franco puso negro sobre blanco que el Ejército de la República estaba cautivo y desarmado, avanzado ya el año 39, y tú Miguel, que habías tenido una discusión terrible con Alberti por las fiestas que montaban en el Palacio de la Alianza mientras otros morían en el frente, estás en Madrid
sin saber qué hacer ni a dónde ir, mientras Aleixandre y Cossío te insisten en que abandones España. El Gobierno huye, el PC huye, los sublevados llegan y tú no sabes qué hacer… no supiste qué hacer y vagabas por las calles de Madrid.


SOLEA IBA UN HOMBRE POR LAS CALLES DE MADRID
Entre el día y la noche,
pasos negros, pasos blancos,
iba un hombre por la calle
con el corazón descalzo.

La guerra mojó la tinta
de toítas las palabras,
iba un hombre por la calle
y nadie se le acercaba.

Pensando en tantas heridas
se le quedó el alma hueca,
iba un hombre por la calle
pensando en su mala estrella.

Te buscarán, te buscarán,
y a ti Miguel te han de encontrar,
y a ti Miguel te han de encontrar.

lunes, 25 de junio de 2012

De Logroño a Sevilla a través de la voz

Algo estaré haciendo bien...

La Fundación Cristina Heeren le está esperando. En sus aulas han sonado las voces de Rocío Márquez, María Toledo y el Niño de Elche, así como la guitarra de Eduardo Rebollar. A partir del 1 de julio, la del cantaor riojano Íñigo Ruiz estará en esas clases de Sevilla por las que han pasado grandes figuras del flamenco.

Este logroñés ha conseguido una beca para participar en el curso intensivo de verano de cante flamenco de esta importante escuela. Lleva formándose en este arte desde que tenía veinte años, ahora tiene treinta y dos.  Le llegó la pasión por esta música porque a su padre “le encantaba” y cuando estudiaba en Inglaterra su hermano Gaztea le escribía y enviaba letras flamencas relacionadas con el enfrentamiento español del 36 al 39. Después escogió este tema como proyecto fin de carrera de Diseño Gráfico en Coventry y surgió el libro disco ‘Pequeñas y grandes historias de la guerra Civil desde el sentir flamenco’. Su máximo interés es ahora “seguir aprendiendo”.
 “Varios artistas me habían hablado de la fundación. Es una oportunidad para adquirir unos conocimientos reglados y tender puentes entre Sevilla y Logroño”, asegura. “En Sevilla sales a la calle y se respira el cante, vas diseccionándolo, aprendiendo”. Iñigo lo sabe por su experiencia cuando trabajaba en su segundo libro disco ‘Expediente 21.001. Las tres heridas del poeta Miguel Hernández’ .  El mundo del cante es un mundo reducido, minoritario, así lo cree el joven según su experiencia. “Es complicado de aprender, hay que escuchar mucho, conocer los palos, los ritmos”, aconseja. “Supongo que eso asusta, pero yo sigo aprendiendo”. “Es un mundo exigente y justo. Hay pocos cantaores reconocidos que no valen nada. El marketing no puede hacer nada por un profesional del flamenco si no tiene nada que ofrecer” (lo dice este ejecutivo que trabaja en la agencia de publicidad Nueva Imagen, en Logroño).

En unos días tendrá por delante un mes de teoría del flamenco, técnica vocal, afinación… Reflexiona y asegura que asistirá con la mentalidad abierta y siempre con la humildad por delante, porque sabe que va a ser “una experiencia dura”. “No me voy de vacaciones”, afirma, lo que quiere es enriquecer su arte. Considera que el nivel de La Rioja en flamenco es medio, con buenos profesionales, pero no hay que engañarse: “Mis oportunidades, si no aprovecho estas iniciativas, son mucho más limitadas”, asegura.

Exigente, perfeccionista, cree que el peor enemigo, a la hora de superarse, “es uno mismo”. Él es su crítico más duro, se transforma cuando sale al escenario . “Cantando flamenco no se puede mentir”. Ante quien te escucha estás “desnudo, con una guitarra, y una letra que es verdad”.


Esto es lo que mueve el corazón de Ruiz al ritmo del flamenco, la “comunión entre la música y la letra”. Su ejemplo favorito de esta creencia, la que hacía Tomás Pavón por soleá:
Acuérdate cuando entonces
Bajabas descalcita a abrirme
Y ahora no me conoces…

Cuando vuelva de Sevilla seguirá con sus conciertos, con la organización del tercer ciclo de Flamenknet y se traerá deberes que continúen marcándole el camino para que su aportación al flamenco sea “cada vez mejor”.


http://blogs.larioja.com/genteriojana/2012/06/24/de-logrono-a-sevilla-a-traves-de-la-voz/

jueves, 21 de junio de 2012

Malagueña con Rondeña "El hombre acecha"

Fieles a nuestro día de las letras flamencas. Versos llenos de vida, llenos de historias donde los sentimientos fluyen desde lo más profundo del alma. Os dejo con la nueva letra.


Ingresaste después en el batallón de El Campesino y aceptaste por fin el ofrecimiento de Bergamín de hacer noche, cada vez que volvías del frente, en la sede de la Alianza de Intelectuales Antifascistas, en el Palacio Heredia Spinola. Allí destacaba mucho tu actitud con la de los otros inquilinos del palacio. Santiago Álvarez, comisario del Quinto Regimiento, recordaba que tú eras el poeta combatiente por excelencia, porque los demás iban al frente a dar un discurso o a recitar unos versos… mientras que tú aguantabas el tipo todos los días donde más nevaba, donde más viento hacía, como cualquier soldado. Y lo hacías, contaba, sin tener ninguna razón de hacerlo, porque podías quedarte más atrás en otro sitio que había para el Estado Mayor y para la gente colaboradora. Pero no hubieras sido tú de haber hecho eso, tú estabas con los soldados, como uno más. En 1937 entraste a formar parte del grupo del Altavoz del Frente, donde tus poemas eran considerados verdaderas armas de combate que se
recitaban en el frente, a veces con altavoces para que también los escuchasen los enemigos.

Es en esta época cuando logras publicar tu tercer libro, completamente empapado de la situación que vivía España. Fue tu Viento del Pueblo, que dedicaste a tu queridísimo Vicente Aleixandre: ¡Qué grande fue vuestra amistad, Miguel! ¡Cómo querías y cómo te quería Vicente! Él, que ya quedó dicho, estaba siempre medio enfermo o enfermo del todo por una mala operación de riñón, contó también de ti que eras un ser alegre de fondo dramático y que, donde hubiera un dolor, allí estabas tú;
como cuando él estaba enfermo del riñón y le llevabas, en plena guerra, sacos de naranjas que le daban casi la vida, quitándotelas tú, que las necesitabas también.
Y después Miguel, acudiste al II Congreso de Intelectuales en Defensa de la Cultura, donde viste por última vez a Neruda y donde las serpientes envidiosas decían de ti que andabas disfrazado de pastor y que te habías creído el cuento de que fuiste pastorcillo.
A este congreso le siguió tu viaje a la URSS, con una delegación de escritores e intelectuales españoles… De este viaje regresaste con el alma de rodillas, con el desaliento ganando terreno por el reino de tu alma. En este estado de ánimo, de vuelta a la guerra y a sus ruinas en el frente de Teruel, vas escribiendo El hombre acecha mientras se te acumulan las desgracias. El hombre acecha es un libro menos propagandístico que el Viento del Pueblo, más íntimo, más desesperado, que no llegaría a distribuirse por la llegada de los franquistas a Valencia. Vislumbrabas el final de aquella contienda fratricida y tu corazón se iba encogiendo ante el horror convertido en rutina.





Malagueña con Rondeña
El hombre acecha

En el ruido de la guerra
Miguel miraba sus manos
y lloraba porque sus manos
eran navajitas negras
clavadas en sus hermanos.


Del sabor del plomo harto
y harto de morder astillas,
pensaba en sus cabritillas
y en su traje de soldado
comido por las polillas.


Para no ver lo que veía
de besos se amurallaba,
pero las madres lloraban
y todo el mundo sabía
que los hombres acechaban.

jueves, 14 de junio de 2012

Un hombre joven, una mujer mayor

Un hombre joven, una mujer mayor. Año 1972. Se encuentran solos en una habitación escuchando música. Lo hacen en un tocadiscos que él acaba de comprar porque ella no tenía ninguno.
Él quiere que ella escuche un disco que ha grabado. Le ha puesto música a letras de su marido muerto hace muchos años.
En un momento, la música reproduce la voz del hombre joven cantando
"una mujer morena
resuelta en luna
se derrama hilo a hilo
sobre la cuna"
Ella sabe que esa mujer es ella misma. Han pasado decenas de años desde entonces; tanto muerto, noche grande.
Tras escuchar todas las canciones, ella le agradece el disco de tal forma que él acaba por avergonzarse.
Y yo pienso que, por aquel rato, quizá la humanidad haya tenido sentido.

BECA EN LA FUNDACIÓN CRISTINA HEEREN DE SEVILLA


Hola todos, por fin ya puedo confirmar que me han becado en la Fundación Cristina Heeren para realizar un curso de cante flamenco en el mes de julio en Sevilla.

Es una oportunidad única para mí, para seguir formándome en un entorno 100% flamenco.

Estar en la misma aula en la que se han sentado artistas como Rocío Márquez, María Toledo, Eduardo Rebollar o el Niño de Elche es todo un honor para mí.


http://www.flamencoheeren.com/index.php?mod=cursos&vista=curso&accion=recarga&idtipo&pagina=1&id=15&previd&prevvista=general

Bulerías de Miguel

Fieles a nuestro día de las letras flamencas. Versos llenos de vida, llenos de historias donde los sentimientos fluyen desde lo más profundo del alma. Os dejo con la nueva letra.

Unos meses antes, en enero del 36 te había detenido la Guardia Civil por un malentendido y, poco después, Lorca y Cernuda, a pesar de las pocas simpatías que te profesan, se sumaron a Neruda, Salinas, Altolaguirre y otros para firmar un manifiesto en protesta por esa detención. Tú, nada más quedar en libertad, rabioso por el trato recibido de los números de la benemérita, acudes en busca de Rafael Alberti y te afilias al Partido Comunista.
Y con estos pensamientos y con el futuro caudillo levantado ya en armas, y según la idea que tú tenías de cómo debe comportarse un hombre, el 23 de septiembre del 36 te vas con tu cuñado a la calle Francos Rodríguez de Madrid para enrolarte en el Quinto Regimiento, las milicias del PC. Muchos escritores como Alberti o Bergamín forman la Alianza de Intelectuales Antifascistas, a la que podrías haberte unido sin problemas,
para luchar con la pluma y desde la retaguardia… pero no… Guardaste cola durante horas para alistarte como un soldado más, Miguel, y en tu cédula militar, la 7.590, figurabas como zapador, con profesión de mecanógrafo y afiliado al PC con carnet 120.295. Aquellos días vertiginosos del principio de la guerra los pasas cavando trincheras por varios pueblos madrileños, pero también te viste sorprendido en algún
momento de serio peligro para tu vida… como cuando las milicias republicanas retrocedían y un herido gritaba ‘Me dejáis solo compañero’… te lo echaste al hombro y le sacaste entre balas y pólvora para ponerle a salvo y contestarle: ‘No hay quien te deje solo, no hay quien te deje solo compañero’.




Bulerías
De Miguel

Su vida fue toda pena
toda alegría su sangre
sólo cuando le enterraron
calmó la tierra su hambre.

Abría Miguel la boca
y bailaba con el aire
sus palabras abrazaban
los cuerpos de parte a parte.

Oía bajar la leche
de las ubres de sus cabras
porque fue pastor Miguel
antes del frío y las balas.

Cayó herido un compañero
-¡me dejáis sólo!, gritaba.
- Que nadie te deja solo.
Y Miguel ya se acercaba.

Eras de bronce cabrero
¡quién te hubiera conocido!
¡quién fuera tu compañero!

jueves, 7 de junio de 2012

Fieles a nuestro día de las letras flamencas. Versos llenos de vida, llenos de historias donde los sentimientos fluyen desde lo más profundo del alma. Os dejo con la nueva letra.

A la vuelta de las misiones, lograste el tan buscado trabajo que te permitió
sobrevivir en Madrid. Cossío, compañero de Bergamín en la tertulia de la revista Cruz y Raya, te contrata como secretario particular para la elaboración del último tomo de la enciclopedia Los Toros. Con el matrimonio Altolaguirre colaboras en la publicación de la revista Caballo Verde, que dirige Neruda. Serán Manuel y Concha, los Altolaguirre, los que te publiquen en su imprenta-editorial tu poderoso libro El rayo que no cesa. Los acontecimientos se aceleran, participas en homenajes y actos del mundillo literario como un autor consagrado. El rayo que no cesa es un libro impetuoso y enérgico, casi todo sonetos, que son como puñetazos de sensibilidad y amor. En él, Miguel, alcanzas tu propia voz y tu propia altura.

Por fin lograste hacerte hueco… ya eras uno más entre aquel grupo de
escritores impresionantes que marcaban la dirección de la literatura
española en los años 30. En la Feria del Libro del 36 tu El rayo que no cesa, como tú mismo dijiste, se vendió “a borbotones” y sólo fue superado en número de ejemplares
por el Phoenix de Manuel Machado.


Colombiana
Ya eres uno de ellos

Tú ya eres uno de ellos
un poeta consagrado,
atrás se queda tu pueblo,
atrás se queda el ganado.
Aunque por la pena sigue
tu corazón traspasado.
 

Ya se vende a borbotones
es el rayo que no cesa.
Tus poemas vuelan alto
se quedan en mi cabeza
llegan a mi corazón
y se acaba la tristeza.


Y hablarán de ti al final,
Miguelito no te preocupes
porque tus versos perdurarán.

jueves, 31 de mayo de 2012

Garrotín "Del viento y del pueblo"


Continuamos con el día de las letras flamencas. Versos llenos de vida, llenos de historias donde los sentimientos fluyen desde lo más profundo del alma. Os dejo con la nueva letra.

El invierno de la capital española te recibió con dureza. Enseguida escribiste una carta a Sijé en la que le decías que Madrid no era como lo habías soñado. En febrero te publican un reportaje en la revista Estampa pero te echan de la pensión en la que estabas y que ya no podías pagar. Empiezas a tocar fondo y deambulas y duermes un fin de semana, a fuerza de mil peripecias tristes, bajo los puentes y en el metro. El día 15, derrotado, decidiste volver al pueblo, con un billete gratuito a nombre de otra persona, cargado de una maleta llena de ropa raída, un pesado diccionario y algunos libros que habías conseguido por muy poco dinero. Volviste al pueblo pero no a las cabras y seguiste escribiendo. De nuevo con tu voluntad e ilusión y de nuevo con la
insustituible ayuda de Sijé, marchaste otra vez a probar suerte en Madrid dos años después de tu primer fracaso. A partir de aquí las cosas fueron mejorando, lo cual no era difícil en comparación con tu primer viaje. En total hiciste cinco viajes a Madrid, tomaste parte en las misiones pedagógicas, en las que te uniste a un grupo de escritores y artistas con los que fuiste llevando la cultura por diversos pueblos de la entonces conocida como Castilla La Vieja, Andalucía y La Mancha, durante febrero y mayo de 1935. Mientras tanto, como no podía ser de otra forma, tu naturaleza imperativa y por su fuero, tus ganas de todo, comenzaban a separarte de forma definitiva del olor a sacristía que impregnaba cuanto tenía que ver con Sijé y su ultracatolicismo.

En este momento, escribiste el poema Sonreídme, en el que decías que
estabas muy satisfecho de haberte librado de la serpiente de múltiples
cúpulas, del infierno de incensarios locos, porque estabas caminando
hacia donde estaban los de siempre, los que contigo, en surcos, andamios,
fragua y hornos os arrancabais la corona del sudor a diario.


Garrotín
Del viento y del pueblo
 
Tengo las manos quebradas,
están hechas al trabajo,
vengo del viento y del pueblo
de donde estáis los de abajo.


Conozco vuestras ganancias,
dueños del sudor y el barro,
no me olvido de la renta
que os quiebra los espinazos.


No puedo negar mi sangre,
ni soportar por más tiempo
este olor a incienso y sombra
que tizna desde los templos.


A vosotros va mi voz:
queden las cárceles solas,
reclamemos paz y panes,
que rían todas las bocas.

martes, 29 de mayo de 2012

El Mellizo

Cuando voy a solas con mi locura, los pasos se me manchan al llegar la tarde.
La suciedad se encrespa, me avasalla, ofende mi carne.
Sé que no habrá salvación. 
Pero llega Enrique y me lava el alma. La tristeza no me abandona, pero quedo al fin limpio.

jueves, 24 de mayo de 2012

Tientos/tangos "A Madrid con un sueño"


Seguimos con el día de las letras flamencas. Versos llenos de vida, llenos de historias donde los sentimientos fluyen desde lo más profundo del alma. Os dejo con la nueva letra.

Y  Miguel, por aquel entonces conociste a Fenoll, ¡qué gran cosa fue conocer al Gracias al panadero Fenoll empezaste a publicar en periódicos y revistas
locales y diste tu primer recital de poesía en el Círculo Católico de
Orihuela.


Además, con Carlos conociste a Jesús Poveda y a José Marín, con los que conformarías el llamado ‘Grupo de la tahona’, porque os reuníais,especialmente para hablar de poesía, en la tahona del panadero. José Marín, también conocido como Ramón Sijé, tu compañero del alma, tenía tres años menos que tú, pero su preparación académica superaba la de todos vosotros. Él era los conocimientos y tú la intuición, él el catolicismo ascético que niega la carne y que llega a mirar con simpatía al falangismo y tú, tú Miguel, la vida desbordada y el compromiso con cualquier hombre que sufriera. Juntos, con su orientación y tu talento, escribes poemas que, sobre todo,
defienden el catolicismo.


Querías salir del pueblo como fuera. En la mili quedaste exento por excedente de cupo y viajaste a Alicante para intentar modificar esta situación. Y no tuviste suerte con lo de la mili y tuviste que forzar tu propio camino, pidiendo dinero a tu madre y a tus hermanas, a tus amigos, contando con la ayuda y los contactos imprescindibles de Sijé. Así, con la ilusión de un poeta de 21 años, te despediste de tus amigos Fenoll y Poveda, que junto a Sijé acudieron el 30 de noviembre de 1931 a despedirte a la estación de tren, de donde partiste camino a Madrid.

Tientos/tangos
A Madrid con un sueño

Se marchó al fin de Orihuela
en abarcas por un sueño,
enamorado del sol
y con aroma cabrero.


En casa quedó Concheta,
quedó en la estación Ramón,
abrazos de los hermanos,
el padre no dijo adiós.


En tren iba por el cielo
para ser perito en lunas
que tó el que no la busca
tendrá esperanza ninguna.


Lo que Madrid prometía
sabor a miel le dejaba
pero el viento tiene agujas
que en invierno quebrantaban.


Allí esperaba la vida
con sus ratitos de 'durse',
la muerte viajó a su lado,
ella nunca se confunde.

miércoles, 23 de mayo de 2012

¡Siempre hay que soñar!

¡Qué agradable es sentirse querido! Aquí os dejo un maravilloso regalo de mis amigas. Un sueño que algún día quizá se haga realidad...

jueves, 17 de mayo de 2012

Fandangos "Soledad, qué solo estoy"

Continuamos con el día de las letras flamencas. Versos llenos de vida, llenos de historias donde los sentimientos fluyen desde lo más profundo del alma. Seguimos con la carta a Miguel Hernández.

Un día coincidiste con el cura Almarcha en la calle y le diste a leer algo tuyo. Le gustó y te ofreció su biblioteca para que fueras a leer.



Además, en plena adolescencia, te gustaba como a cualquiera la juerga y las bromas, y jugabas en un equipo de fútbol que tú mismo bautizaste como  "La repartiora‟ porque lo repartías todo entre vosotros: El Mella, Rosendo Mas, Sapli, Manolé, Pepe, el Botella, Paco, Rafalla, Gavira, el Habichuela, José María, Paná, Meno y el Barbacha, que eras tú. Te pusieron este apodo, que es el nombre de un tipo de caracol, porque eras un jugador bueno y fuerte, pero algo lento.


Y Miguel, por aquel entonces conociste a Fenoll, ¡qué gran cosa fue conocer al panadero Carlos Fenoll!, enamorado de la poesía, del arte de conversar y del flamenco, devoto de Cepero para más señas. Un día, en una taberna de la calle Barea a la que te llevó, porque allí se degustaba el cante jondo, tras unos vasos de vino, te comprometiste con el cantaor Antonio García Espadero, conocido como el  "Niño de Fernán Núñez‟, a hacerle unas coplas que titularías Canción de flamenco y Soledad, ¡qué solo estoy!



Fandangos
Soledad, ¡qué solo estoy!


En un rincón de Orihuela
versos y panes brotaban,
esos muchachos pensaban
que las torres eran altas
y que todo era primavera.

Al abrigo de aquel vino

nacieron dos coplas negras,
de potrillos sin camino,
que van buscando el alivio
para su carga de penas.

martes, 15 de mayo de 2012

¿Cómo escuchar el "Expediente 21.001"?


Casi siempre que tengo la opción de hablar con alguien que va a comprar el “Expediente 21.001” le doy el mismo consejo… o aviso. Este proyecto no es un disco de flamenco, al menos no es sólo un disco de flamenco. En el fondo es una carta, un relato que le hemos escrito al fantasma del poeta, a su recuerdo, a su espíritu… no lo tenemos muy claro pero sabemos que Miguel nos oye. No es una biografía al uso, lo planteamos como un homenaje desde el corazón al más corazonado de los hombres.

Por eso le pido a la gente que lo vaya a escuchar que espere al momento adecuado, que reserve una hora de su vida y se deje llevar, se emocione y escuche la historia de Miguel Hernández.

Eso es precisamente lo que le he dicho a Sheyla esta mañana. Ella ha ganado el sorteo del libro-disco, así que Sheyla dedícale una hora y disfruta de la vida de uno de los mejores poetas españoles…

jueves, 10 de mayo de 2012

Campanilleros "Pastoreando Versos"

Continuamos con el día de las letras flamencas. Versos llenos de vida, llenos de historias donde los sentimientos fluyen desde lo más profundo del alma.

La vida fue tu primera herida, Miguel. Por ella pasaste obstinada y entregadamente, con tu irrefrenable ambición de ser un gran poeta y tus ganas de risa y pan para todos.
Si tu vida fue una herida, tu piel se abrió generosa al mundo en el pueblo alicantino de Orihuela, lleno de alzacuellos y con su penetrante olor a incienso. Porque las costumbres y la vida cotidiana de tu gente se mecían a un son católico que marcaban el obispo y la catedral de Orihuela, a los que se sumaban treinta iglesias, un seminario y varios conventos. Pero no era cuestión sólo de sacristías la vida en tu pueblo… rodeada por unos montes pedregosos y ásperos que protegían la exuberante vega, la naturaleza allí era y es un constante homenaje a la lujuria del sol y el agua.

Tu llanto de criatura arrancada del vientre materno rompió el aire el 30 de octubre de 1910. Ya estaban en el mundo tus hermanos Vicente y Elvira y a ti te siguieron en los años siguientes Concepción, Josefina y Montserrate, que murieron, y la pequeña que sobrevivió, Encarnación. Tu madre Concepción Gilabert fue bondadosa pero tu padre, Don Miguel Hernández, un tratante de cabras, era duro y autoritario, bien lo supiste, y no quiso nunca apoyar tus batallas con las metáforas y las rimas. Hasta tal punto no te comprendía, que tu hermano Vicente contaba cómo leías a escondidas, especialmente por la noche, cuando todos estaban  acostados, en la habitación que daba al corral. A veces te sorprendía tu padre y se levantaba para apagarte la luz. Entonces, ¡cómo sería la cosa!, que Vicente decía que “sucedían escenas terribles”, que dejaban a todos “espantados”.

Tus ojos de niño sorprendido se abrían para verlo todo, para tocarlo todo. El universo se estrenaba con cada nueva mirada y no había detalle que dejaras escapar.

Contaba  tu hermana Elvira que desde muy pequeño te quedabas largo rato mirando la cola de mendigos harapientos que esperaba su plato de comida, las sobras de los alumnos internos de los jesuitas. Alguna vez, cuando toda la familia estaba sentada a la mesa, hubo de salir a llamarte para que entraras a comer.

Miguel, tuviste una educación en varios colegios de unos diez años en total que, de haber continuado, hubiera hecho de ti posiblemente un hombre mejor formado y, de haber hecho caso a los jesuitas, uno más en su orden, a la que querían acercarte por tu buen rendimiento en sus Escuelas de Santo Domingo, donde obtuviste las mejores calificaciones de la clase. Allí conociste al cura Luis Almarcha quien tanto te ayudaría y quien tanto te perjudicaría. Pero, estando con los jesuitas, tu padre decide que le haces falta con las cabras, oficio que has tenido que aprender bien por ser su hijo. Te saca de las clases y te pone al frente del rebaño.

Sin embargo, el haber ido a la escuela y el saber leer son una semilla hundida en lo profundo de tu torrencial creatividad que comienza a germinar. Inicias tus visitas a la biblioteca, llevas siempre algún libro en la zamarra y garabateas tus primeros versos.

A veces, otro pastor amigo tuyo, llamado Filomeno Bas, te cuida las cabras mientras escribes versos en ese papel de estraza que conseguías del papel de envolver que utilizaban algunos comercios…



Ahora os dejo la letra que hace referencia al texto anterior.


Campanilleros
Pastoreando versos


Aquel niño llevaba un zurrón
con ganas de echar alas y ser poeta,
por los cerros pastoreaba versos
mientras los naranjos incendiaban la vega:
un traje de estrellas
se cosía Miguel letra a letra
porque la vida le quedaba pequeña.


Era el capitán de los rebaños,
los pies de tierra y la boca de simiente,
de las cabras paridas oía
el rumor de leche bajando en sus vientres,
como era un valiente,
cada día vencía a la pena
con los cantares de su risa caliente.



A  golpes de viento y madrugada
que atacaban como el yugo para el cuello
iban redoblando las esquilas
engalanando a un pequeño cabrero,
pastor moreno,
un chiquillo que soñando andaba
veredas estrechas bajo el ancho cielo. 

martes, 8 de mayo de 2012

La seguiriya

Una gata tuerta
quiere cazar la mariposa de bronce
que lleva siglos dormida
y lanza zarpazos agrios
para romper la noche
en diminutos relámpagos.

Del aire brevemente roto
mana una oscuridad
aún más viscosa,
noche dentro de la noche,
claveles mustios de llanto
con todo el planeta en la garganta.


jueves, 3 de mayo de 2012

Letras flamencas


Hoy estreno el día de las letras flamencas. Versos llenos de vida, llenos de historias donde los sentimientos fluyen desde lo más profundo del alma. Os dejo con el poema de Miguel Hernández para dar una introducción a esta primera letra con la que comenzamos hoy. 


Llegó con tres heridas:
la del amor,
la de la muerte,
la de la vida.
Con tres heridas viene:
la de la vida,
la del amor,
la de la muerte.
Con tres heridas yo:
la de la vida,
la de la muerte,
la del amor.


Querido Miguel, te vio un soldado, era 1938 y España estaba en plena Guerra Civil, tú también eras otro soldado sin nombre que miraba ausente a las olas desde tu descanso en un sanatorio para combatientes. Habías escrito en la arena tres nombres. Concha, Josefina y Miguel. El otro te preguntó que quiénes eran y contestaste que tu madre, tu mujer y tu hijo. Tres amores para ti, que fuiste un hombre atormentado de un amor por todo. El amor, una de tus heridas, las otras… la herida que te hizo la vida, a la que siempre miraste con los ojos deslumbrados de un chiquillo, y la última, tu último trago, la herida de la muerte, ante la que tampoco cerraste los ojos.


Ahora os dejo la letra que hace referencia al texto anterior.


Petenera 
Te echamos de menos


En la arena tú escribiste
con tus manos tres heridas
y las olas las borraron,
qué triste pasó tu vida.
Tus poemas nos dejaron
en el alma tres heridas.


Paz y panes para todos
tú siempre los reclamaste,
tu vida fue toda lucha
por la libertad del hombre.


Quisiera volverte a ver
y que me hablaras de todo
porque te echamos de menos,
Miguelito de mi alma,
porque te echamos de menos
cuéntame tus alegrías 
y así me darás consuelo.

martes, 1 de mayo de 2012

Artesano

Hoy me he comprado el disco de Miguel Poveda "ArteSano". En mi opinión es un discazo. A parte de las magníficas colaboraciones (Paco de Lucía, Manolo Sanlúcar, Rancapino...) creo sinceramente que este trabajo nos presenta a un cantaor pletórico y en plenitud de facultades. Hace poco vi un reportaje sobre la SGAE y la verdad es que te hace plantearte muchas cosas con respecto a la industria, sin embargo me he gastado 17,95 euros bien a gusto porque sé el que trabajo que hay detrás de la grabación de un disco, porque sé el trabajo que hay detrás del diseño de un disco y porque creo sinceramente que Miguel Poveda se lo merece. No lo conozco personalmente. Sí que hablé con él una vez en La Laurel, pero para mí una conversación de 3 minutos no cuenta. Sin embargo me cae fenomenal, además ahora mismo es el mejor estandarte del cante flamenco. Todo lo que hace lo convierte en oro. Sé que algunos pensaréis que precisamente por todo esto a Poveda no le hace falta pero creo que hay que apoyar al flamenco, y hoy he puesto mi granito de arena.
¡Viva Poveda y viva el flamenco!

lunes, 30 de abril de 2012

Descubrir a Miguel Hernández

Hoy hablamos de cultura. Hablamos de cultura con mayúsculas y dirigida a los más peques. Una buena iniciativa donde los niños aprenden y descubren quién era Miguel Hernández. Visitan la casa en la que vivió y el entorno donde se inspiró para escribir los versos que hoy por hoy conocemos. Lo han denominado Ruta Hernandiana Didáctica. Me entusiasma que se realicen este tipo de acciones orientadas a que nuestros niños tengan una buena cultura y adquieran conocimiento, en este caso, de un gran poeta Miguel Hernández, al que admiro profundamente. 

http://www.diarioinformacion.com/vega-baja/2012/04/30/aula-casa-poeta/1248661.html

sábado, 28 de abril de 2012

Federico


Un potro de estrellas
que nunca fue mío
se me ha muerto verde
por caminos fríos.

- Caballo de noche,
nunca fuiste mío,
tus ojos abiertos
cuajan el rocío.

El dolor grande
que siempre fue mío,
mordisco de sal,
reventó al potrillo.

Dura la pena grande.
Vendrá Federico
lleno de aire,
de sangre vacío.

miércoles, 25 de abril de 2012

Benito Pérez Galdós


Cualquier expresión artística, además del puro goce estético o de la emoción que provoca, suele tener señales del tiempo al que pertenece. El otro día, leyendo una novela de Benito Pérez Galdós titulada 'Cádiz' me encontré con este párrafo delicioso que no me resisto a reproducir. Flamenco e Historia. Al fin, una parte fundamental de España.
El párrafo dice así:
"Ocurrió esto el día de la bomba. ¿Saben ustedes lo que quiero decir? Pues me refiero a un día memorable porque en él cayó sobre Cádiz y junto a la torre de Tavira la primera bomba que arrojaron contra la plaza los franceses. Ha de saberse que aquel proyectil, como los que le siguieron en el mismo mes tuvo la singular gracia de no reventar; así es que lo que venía a producir dolor; llanto y muertes, produjo risas y burlas. Los muchachos sacaron de la bomba el plomo que contenía y se lo repartían llevándolo a todos lados de la ciudad. Entonces usaban las mujeres un peinado en forma de saca—corchos, cuyas ensortijadas guedejas se sostenían con plomo, y de esta moda y de las bombas francesas que proveían a las muchachas de un artículo de tocador, nació el famosísimo cantar:
Con las bombas que tiran
los fanfarrones,
hacen las gaditanas
tirabuzones"

lunes, 23 de abril de 2012

San Jordi y un buen libro


¡Feliz día de San Jordi a todos! y si hoy queréis regalar un libro que mejor que “Expediente 21.001. Las tres heridas del poeta Miguel Hernández”. Un proyecto diferente creado junto a mi hermano Gaztea. Un homenaje flamenco al poeta oriolano con cantes creados para la ocasión que repasan la vida del malogrado escritor. 

Básicamente es una carta que le escribimos al poeta para recordarle quién fue, una narración que intercala más de media docena de cantes en forma de libro-CD. En el aspecto musical, cuenta con la sólida guitarra de Guillermo Guillén y la colaboración de la cantaora Rocío Márquez, sin olvidar la voz en la narración de Javier Merchante. Todos ellos un auténtico lujo para nosotros.


  Librería Santos Ochoa (902 191 500)

viernes, 20 de abril de 2012

Los caminos de Miguel

Si me preguntan quién es el poeta más grande que ha existido, no sabría qué responder.
Si me preguntan quién es el poeta más grande de todos los que yo he leído, diría que Lorca.
Si me preguntan quién es mi poeta, sonrío y digo que Miguel.
Miguel Hernández.
Muchas veces me he perdido en sus versos y he vuelto a la prosa de los días manchado de barro y amor, feliz.
También le debo a Miguel haberme encontrado con mucha gente. Los caminos de Miguel son transitados por gente maravillosa.
Una de esas personas es el cantaor flamenco Manuel Gerena. Gerena también ha mezclado a Miguel con el flamenco, como hicimos nosotros en nuestro libro-cd.
Ahora el cantaor saca nuevo disco con letras del de Orihuela. Estamos de enhorabuena.

Compañía Belén Maya. Presenta: “TR3S”.

Ayer tuve la suerte de ver a Belén Maya. Repito, ayer tuve la suerte de ver bailar a Belén Maya.
Ayer tuve la suerte de ver un espectáculo que sinceramente me encantó. Una puesta en escena sobria, precisa, una bombilla, tres sillas, una mesa y un mantón. Nada más... y nada menos. Cante, baile y guitarra de calidad. 
Una mezcla deliciosa de modernidad y tradición. Movimientos que me recordaban a la danza clásica se entrelazaban con los del flamenco antiguo. Dos bailaoras, un guitarrista y el cante de Jesús Méndez. Cante y baile, baile y cante... tientos del querer, alegrías, seguiriyas, levante, bulerías, tangos-tientos (sí, sí tangos-tientos) y la sempiterna bulería de Jerez... Y ecos de la Paquera en la voz del jerezano. Belén Maya ha tenido el acierto de crear un espectáculo equilibrado y ameno. La mezcla perfecta en números de cante (con una seguiriya terminada por cabal que me emocionó) y baile. Todo un acierto.

¿He dicho ya que me encantó?