viernes, 8 de enero de 2021

La verdad #poema

Miré hacia el lugar donde da la vuelta el ruido
y mis labios armaron una imprevista plegaria.
No sé por qué secreta razón,
como si rezara a un dios antiguo y querido,
sembré mis palabras pidiendo verdad
en el vacío donde crece el árbol del silencio. 

Y la verdad me despedazó. 

No me atrevo a abrir de nuevo la boca
y me limito a escribir,
pero los meses se han ido poniendo en fila
y los muslos de las estatuas tiemblan. 

Y todo se ha acabado y todo ha empezado. 

Cada hilo rojo se romperá,
no podré engañarme nunca más
porque la ceniza se burla
pero la luz es fuerte.
No cesaré el dolor y estaré siempre muy cerca,
a un gesto, de la belleza. 

Sí, nací para pedir verdad
y, no, no puedo morir porque ya he muerto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario