lunes, 16 de abril de 2012

Saber de flamenco

Cada vez estoy más convencido de que no tengo ni idea de flamenco. Los ejemplos que me lo confirman van aumentando de una forma que comienza a ser incontestable. Entre los ejemplos más graves está el hecho de que me aburre Tomás Pavón. Algunos piensan que debería ir a la cárcel sólo por eso y creo que, debo reconocerlo, tienen razón.
La semana pasada me encontré con otro ejemplo que confirma mi desconocimiento enciclopédico sobre cante. Leía yo distraídamente una entrevista a Miguel Poveda con motivo del último disco que ha publicado (que estoy escuchando y sobre el que aún no tengo opinión formada, aunque me gusta).
El caso es que Poveda dice en esa entrevista, refiriéndose a sus primeros discos, que no los revisita porque reconoce haber grabado en sus comienzos algunas “cancioncitas” de las que ahora huye.
Pues a mí... esos primeros discos son los que más me gustan. Su 'Viento del Este' es un disco que suelo revisitar asiduamente y no encuentro en él ninguna cancioncita.
Lo dicho, ni puta idea de flamenco tengo. Me salva que, todavía, ese delito no se paga con cárcel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario