miércoles, 7 de octubre de 2020

Vencejo #poema

Su voz antigua 
recordaba cómo todo empezó
una mañana, súbitamente,
cuando se vieron en medio
de las corrientes del tiempo.

Nos contó que, sin aprendizaje,
improvisando avances,
durmiendo, comiendo y copulando
en un movimiento interminable,
fueron pasando los días.

El temor del duro suelo
—añadió con seriedad—
les acompañaba,
y la lluvia, el verano y las lágrimas
dolían pero no detuvieron
su ancha inercia.

Parecía que hablaba de la vida.
"Me refería a los vencejos", aclaró.

lunes, 5 de octubre de 2020

Alegría de trigo #poema

Mira cómo vengo,
la luz que me ha nacido en la sombra,
esta risa pura que he cosechado en mis infiernos,
qué lento se me ha quedado el gesto
de bestia que antes me arrastraba. 

Mira cómo me quedo a vivir
y a escuchar de tus cosas
en la habitación tierna
que me he construido
tomando por pared tu muralla. 

Mira, sonríeme,
que yo no puedo dejar de hacerlo
porque es una alegría de trigo
llegar a ti
limpio de mí.

Escenario y argumento #poema

Como escenario:
distancias de una galaxia a otra,
un sol con planetas que nos acompañan,
placas enormes de tierra y océanos,
espacios difusos, nieblas, días,
un coche y un ahora. 

Como argumento:
unos ojos mirándote
la blusa y, bajo la blusa,
el sostén y la cálida piel deseada
que agita un corazón
largamente buscado.

Luz o barro #poema

Caminando lento y tierno,
rodeado de mil sombras,
iba tras tu huella dulce
sintiendo que era la hora. 

Todo parecía fácil:
ir al fin hacia tu boca,
no parar, alcanzar tus labios,
abrir tu risa redonda. 
Sabiendo lo que sabía,
anhelé lo que tenías:
rumores, besos, amparos. 

Dije esto –lo que podía–,
un poema de intrigas.
Y, después, o luz o barro.

Nunca regresaré de ti #poema

Llegué a tus manos y a tu mirada
como se llega al hogar,
como se llega por primera vez
a los gestos de los viejos amores. 

Busco desde entonces a diario, sediento,
los contornos de tu persona,
las pavesas de risa
que derramas sin darte cuenta. 

Y en el vértigo de tu frente
cuando permaneces pensativa
busco todo eso, en fin, ya sabes,
que buscan los enamorados. 

Seguirán las vidas y la gente
como si nada, como si nunca, pero yo,
que he comprendido lo que me has hecho,
sé que nunca regresaré de ti.