sábado, 19 de mayo de 2018

Ateo #poema

No sé quién creó lo creado.

Como ni busco
ni llamo a Dios,
me pongo cada día
un traje de desamparo
y me echo al mundo
y a mis oficios
extrañado de quienes creen.

En la risa de mis niños,
en el limo que fecunda la tierra
y en el gesto perfecto de vuestros abrazos
palpita eso
–risa, limo y gesto–,
nada más que eso.

Y nada menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario