jueves, 28 de junio de 2012

Soleá "Iba un hombre por las calles de Madrid"

Sentías, Miguel, que todo se vestía de garras, que la ternura de la piel se podía quebrar al más mínimo roce. La guerra se perdería, las sombras se agigantaban y escribiste que el amor era muerte y que el hombre acechaba al hombre.
Franco puso negro sobre blanco que el Ejército de la República estaba cautivo y desarmado, avanzado ya el año 39, y tú Miguel, que habías tenido una discusión terrible con Alberti por las fiestas que montaban en el Palacio de la Alianza mientras otros morían en el frente, estás en Madrid
sin saber qué hacer ni a dónde ir, mientras Aleixandre y Cossío te insisten en que abandones España. El Gobierno huye, el PC huye, los sublevados llegan y tú no sabes qué hacer… no supiste qué hacer y vagabas por las calles de Madrid.


SOLEA IBA UN HOMBRE POR LAS CALLES DE MADRID
Entre el día y la noche,
pasos negros, pasos blancos,
iba un hombre por la calle
con el corazón descalzo.

La guerra mojó la tinta
de toítas las palabras,
iba un hombre por la calle
y nadie se le acercaba.

Pensando en tantas heridas
se le quedó el alma hueca,
iba un hombre por la calle
pensando en su mala estrella.

Te buscarán, te buscarán,
y a ti Miguel te han de encontrar,
y a ti Miguel te han de encontrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario