miércoles, 29 de febrero de 2012

Gerundio

Imaginando
un río de corazones limpios,
soñando
un viento de miradas infantiles.

Sufriendo
los días y sus ponzoñas,
despertando
a un catálogo de almas gastadas.


Golpeando el metal mediocre,
puliendo el cobre umbrío.

Escribiendo, cantando...

1 comentario:

Ramón dijo...

No entiendo de poesía,diría que no me gusta la poesía,pero lo que he leído hace que me sienta vivo,que llore y se dibuje una sonrisa en mi umbrio rostro,quizas la esperanza se halle en tus versos.

Publicar un comentario