miércoles, 28 de diciembre de 2011

Un verso cualquiera

Y en los ratos duros, cuando el aire se hace granítico, cuando respirar es una tarea esforzada, uno mira al suelo mientras rebusca en el interior del libro de los recuerdos. Cuando cuesta seguir, estar o retroceder, cuando todo es agotamiento, se exige a la memoria lo mejor de su repertorio. Entonces surge luminoso un verso cualquiera, escrito quién sabe cuándo y con qué intenciones, pero que nos sirve de balsa salvadora en mares agitados. Un verso cualquiera como 'Pegasos, lindos pegados'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario