lunes, 24 de septiembre de 2018

Plegaria #poema

Dios, si existieras,
si la flor de la cereza
estuviera en mis manos,
si mi voz fuera digna
y el cielo estuviera
preñado de tu piedad...

Dios, si fueras,
yo susurraría a la tierra,
a través de alguna colina rota,
una plegaria simple
para salvar tanto corazón que arde.

Dios, si las palabras bastaran
para cerrar en paz y panes el día,
te pediría clemencia
para los pecadores.
Entre ellos, yo.