domingo, 22 de enero de 2017

Menese, huérfano de Luna


La voz de José Menese
no sabe llamar,
no es un amante delicado
que enreda sus dedos
en el pelo de la amada.
Su voz no es un viejo tronco
que se acaba con lentitud
en un rincón del hogar.

La voz de mi cantaor
sólo sabe romper
y pulir el bronce
de los espacios íntimos del alma,
limpiar los días sucios
llevándose todo por delante.
Su voz es violencia y empuje.

Niño caprichoso,
campana y cuchillos,
bravura inconsciente,
noche que grita,
cielo negro huérfano de Luna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario