miércoles, 21 de mayo de 2014

Blanca cera y dulce miel

Antonio Machado escribió un día un poema que contenía esta estrofa:

Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que una colmena tenía
dentro de mi corazón;
y las doradas abejas
iban fabricando en él,
con las amarguras viejas,
blanca cera y dulce miel.