sábado, 23 de febrero de 2013

Un adelanto sobre una historia del pasado

Ricardo Sanz.
Os dejo un extracto del libro/CD que estamos trabajando para reeditarlo ampliado.
Una petenera sobre un episodio de la Guerra Civil, sobre la campaña catalana en la Navidad del 38.


COMBATE NOCTURNO EN CATALUÑA
Las tropas de Franco tenían aplastante superioridad de artillería y aviación y la moral reforzada. Sabían que llegar a Barcelona y después hasta la frontera francesa era cuestión de tiempo, así que no se molestaban en grandes estrategias militares: atacaban de frente y de día, por derecho. En cambio, las tropas republicanas se contentaban con aguantar, en unos casos, huir en otros, y, en contadas ocasiones, contraatacar de noche para igualar la desventaja de cañones y aviones. El día de Nochebuena, uno después del inicio de la ofensiva sobre tierras catalanas, por el norte, la 150 división de los sublevados, al mando del general Siro Alonso, se enfrentó a la 26 de los anarquistas, a cargo del teniente coronel Ricardo Sanz, una de las unidades que mejor mantuvo el tipo mientras iba retrocediendo. Fue un choque brutal, feroz, una de las defensas más numantinas de los republicanos en esta fase de la guerra, a base de contraataques con bombas de mano por la noche, matando y muriendo a ciegas.

Cuando llegó la hora oscura
los batallones se alzaron,
con furia en las dentaduras
sus miembros ensangrentaron.

Manadas de negros soles
oscurecían las sombras,
los hombres mataban hombres
como ciegos y a deshoras.

Y Dios se había dormido
cuando despertó la muerte,
silenciosa en el camino
dictaba su mala suerte.