viernes, 16 de marzo de 2012

Enturbiado

El que camina se enturbia
(Lorca)
Miro un cielo largamente manchado
con la duda de si tanta basura
creció por mis ojos sin altura
antes de alcanzar todo lo mirado.

Un limón de barro sucio e hinchado
agrieta secas calles de locura.
Mis manos montan una luz oscura
y suda su ira un sapo coronado.

Sólo espero saber qué ocurrirá
el día en que sepa que hablan de mí
cuando les oiga decir: 'ese viejo'.

Si le mantendré la mirada al fin
a esa ruina que me observará
desde el lado nocturno del espejo.

2 comentarios:

norte y caricias dijo...

No te alejes tú de mí,
que se oscurece mi calle
y yo no sé dónde ir.

Gaztea dijo...

Por aquella ventana...

Publicar un comentario