sábado, 30 de julio de 2016

Muerte de un cantaor

No hace mucho murió Juan Peña, 'el Lebrijano'. Sentí su muerte porque era uno de esos cantaores que me han acompañado a lo largo de los años, un artista por el que he sentido siempre respeto y cuyas creaciones me han emocionado en muchas ocasiones.
Pero hoy, al enterarme de la muerte de José Menese, la sorpresa y la tristeza han sido mayores. Menese era mi cantaor. Escribo esto con la intención de no exagerar ni una pizca.
Sí, Menese era mi cantaor. Mi gran referencia del mundo flamenco, la bravura, el compás, incluso la ternura en algunos momentos... mi gran voz del cante. Al menos, del cante como a mí me emociona.
En las grabaciones de José Menese y Enrique de Melchor (que ya se nos marchó en 2012) mi corazón se siente en casa y se rompe en un llanto que acaba por limpiar el polvo gris de la pena.
¡Ay, mi José!

jueves, 7 de julio de 2016

Boda de Miguel e Inés

Aquí va un pequeño regalo de Íñigo en la boda de Miguel e Inés:
"Para dos grandes amigos. Espero que seáis muy felices y que sigamos disfrutando juntos del flamenco durante mucho tiempo. Y muchas gracias a Juan José Bando por acompañarme y darme la tranquilidad necesaria para no equivocarme en la letra".

martes, 5 de julio de 2016

Amanece en la casa de mi padre

Amanece en la casa de mi padre.

Un día más, bola de fuego
araña el cielo
borrando estrellas,
trayendo tibieza
a los hombros cansados
de los heridos.

Una jauría de hormigas
brama sus miserias
desde la televisión
y por los caminos del sur
el polvo envuelve
con obsesión los guijarros.

Un día más,
pregunto en silencio:
—Padres amados, ¿soy digno de la vida?

Un día más, otro día más,
seguimos como si nada,
que preguntar en silencio es callar.

PD: la foto es suya.