viernes, 11 de noviembre de 2016

Cuando se adelgazan las almas

Había mucho por decir
pero únicamente fueron capaces
de mirarse con una tristeza
que amuebló el silencio de la casa.

Este hombre y esta mujer,
de mirada a mirada,
eran como tiempo congelado,
como un cielo sin gorriones.

miércoles, 12 de octubre de 2016

Anticipaciones 3,14


Soles redondos, redondos planetas,
anillos, aros,
giros de 360º,
abrazos cerrados,
trayectorias de proyectiles
que entregan al suelo su ira,
margaritas antes de ayudaros a decidir,
el movimiento del agua
escurriéndose por los lavabos,
puntos de penalti,
cabezas de clavo,
crestas de olas doblándose,
elipses, óvalos,
gestos matemáticos:
diámetro por 3,141592 etcétera.

sábado, 10 de septiembre de 2016

Tengo un amigo atorrante


Hace unos días me dirigí a dos de mis amigos, para decirles que me gustaban su forma limpia de mirar y su alegría incorruptible. Todos mis amigos son gente que transita por el camino de los hombres buenos, que es el camino de la nobleza y la alegría, a pesar de las miserias de este mundo de mierda.
Llevaba tiempo con ganas de hablar en este blog de otro de mis amigos, 'un tal' Bezanilla. Este muchacho también mira limpio y es alegre (eso va en el lote para que le cuente entre los míos). Pero, además, como dice Serrat en su canción 'Las malas compañías', ha disimulado cuando la muerte le ha rozado.
Porque ahora ya sí lo puede decir sin miedo. La muerte te rozó, cabronazo, pero disimulaste.
¡Ole tus güevos, Bezanilla!

viernes, 2 de septiembre de 2016

No me trates así, corazón



No me trates así, corazón,
deja de darme cornadas
de luna creciente,
comprende que los vencidos
no tenemos más cosecha
que el desprecio o la caridad.

sábado, 30 de julio de 2016

Muerte de un cantaor

No hace mucho murió Juan Peña, 'el Lebrijano'. Sentí su muerte porque era uno de esos cantaores que me han acompañado a lo largo de los años, un artista por el que he sentido siempre respeto y cuyas creaciones me han emocionado en muchas ocasiones.
Pero hoy, al enterarme de la muerte de José Menese, la sorpresa y la tristeza han sido mayores. Menese era mi cantaor. Escribo esto con la intención de no exagerar ni una pizca.
Sí, Menese era mi cantaor. Mi gran referencia del mundo flamenco, la bravura, el compás, incluso la ternura en algunos momentos... mi gran voz del cante. Al menos, del cante como a mí me emociona.
En las grabaciones de José Menese y Enrique de Melchor (que ya se nos marchó en 2012) mi corazón se siente en casa y se rompe en un llanto que acaba por limpiar el polvo gris de la pena.
¡Ay, mi José!

jueves, 7 de julio de 2016

Boda de Miguel e Inés

Aquí va un pequeño regalo de Íñigo en la boda de Miguel e Inés:
"Para dos grandes amigos. Espero que seáis muy felices y que sigamos disfrutando juntos del flamenco durante mucho tiempo. Y muchas gracias a Juan José Bando por acompañarme y darme la tranquilidad necesaria para no equivocarme en la letra".

martes, 5 de julio de 2016

Amanece en la casa de mi padre

Amanece en la casa de mi padre.

Un día más, bola de fuego
araña el cielo
borrando estrellas,
trayendo tibieza
a los hombros cansados
de los heridos.

Una jauría de hormigas
brama sus miserias
desde la televisión
y por los caminos del sur
el polvo envuelve
con obsesión los guijarros.

Un día más,
pregunto en silencio:
—Padres amados, ¿soy digno de la vida?

Un día más, otro día más,
seguimos como si nada,
que preguntar en silencio es callar.

PD: la foto es suya.

viernes, 17 de junio de 2016

Querido yo

Querido yo:
sé del ruido,
de abriles moribundos,
de miércoles de ausencia,
del sabor de los besos en la lona,
del color azul del aire cuando falta,
del dolor en la planta suave de los pies,
de las lenguas que traen aguaceros y venenos,
de las miradas ácidas cuando caes ante sus templos,
del miedo que crece como mala hierba en los jardines del alma,
de amores al pairo en mares llenos de hortigas rabiosas,
de vientos extraños y llanuras en las que bailan
crueles rebaños de avispas antiguas,
de tintas podridas y aguadas,
de versos tan absurdos
como estos mismos,
sé del silencio.


Querido yo:
ocurrirán muchas más cosas malas,
pero todo va a salir bien.
Querido yo, yo te quiero.

viernes, 22 de abril de 2016

Gorrión III


Como un secreto humilde y alado
que trazando parábolas nerviosas
vives entre las gentes y las cosas,
siempre a mi vera y nunca a mi lado;

tú que bajas del cielo enfadado
a la ciudad, que sobre las baldosas
de mi ajeno corazón no te posas
sabiendo como sabes que estoy ajado;

sí, tú, que del aire al aire vas,
pequeño gorrión que vas y vienes
aunque en mis hombros nunca te entretienes…

Tú, sí,  que del aire al aire vas,
que quien vuela no debe pedir más,
préstame tus alas, dame vaivenes.

lunes, 28 de marzo de 2016

Íñigo Ruiz por Bulerías con la guitarra de Eduardo Rebollar


Por bulerías...Regalos que da la vida con Eduardo Rebollar Peinado, Leyre Recarte, Alberto Pavía y Elena Pavía.¡Viva el flamenco y viva vosotros!
Posted by Iñigo Ruiz Cantaor on lunes, 28 de marzo de 2016

jueves, 24 de marzo de 2016

Saeta de Íñigo Ruiz con la Banda Municipal de Logroño. 2016


Mi amigo y compañero de esquina iñigo ruiz cantando una saeta

Debilidades de un ateo

Cuantos mas años suma éste que conmigo conversa, menos me ruborizo al declararme ateo. Pero, ¡ay!, allí en un rinconcillo, la duda. Aunque de escaso tamaño, me mira burlona la 'hideputa'. Especialmente cuando repaso la poesía mística española. ¡Cómo escuece a este ateo leer a Santa Teresa...!
"...el aprovechamiento del alma no está en pensar mucho, sino en amar mucho".
Aunque luego, claro, también leo:
"...no hay camino que más presto lleve a la suma perfección que el de la obediencia".
Y ya se me va pasando el ratillo de debilidad. Con lo de amar me ganan, pero con lo de obedecer...

martes, 22 de marzo de 2016

domingo, 6 de marzo de 2016

Hacia Escila y Caribdis




«Lejanas las noches de Troya, van desdibujándose en el recuerdo las bajezas que allí cometimos. Vuelvo manchado de guerra y pienso en ellos. Mi buena y valiente mujer. Mi niño… será un hombre y se habrá convertido en el defensor de mi casa, esperando mi vuelta. Este mar parece no tener fin. Nuestro rey, el buen Ulises, nos manda aplicarnos a los remos. Vamos directos hacia ese estrecho canal. Dicen que Circe ha advertido de que será mejor perder seis hombres que toda la nave. Y tengo un mal presentimiento».
El griego agarró el remo y bogó con determinación. La embarcación avanzó hacia Escila y Caribdis.

domingo, 28 de febrero de 2016

Control de barroquismo



—Muy buenas noches. Parece que conducía usted pisando constantemente la línea continua. ¿Se encuentra bien?
—Furioso, áspero, tierno, liberal, esquivo, alentado, mortal, difunto, vivo, leal, traidor, cobarde y animoso...
—Apunta, Fernández, positivo de Lopina.

O

—Oiga, que está usted hablando con un agente de la autoridad.
—Perdí el respeto a ley severa.
—Vaya nochecita... Apunta otro, Fernández, éste viene hasta las cejas de Quevedina.

O

—Baje del coche, así no puede seguir. Esta noche se queda en tierra.
—En tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada.
—Gensanta, Fernández, qué noche... y éste encima le ha pegado también a la Gongorina.

O

—Venga, acabamos el turno. No me tengo en pie. Por Dios qué sueño...
—Que toda la vida es sueño y los sueños, sueños son.
—¿Tú también, Fernández? ¡Coño, que vivo sin vivir en mí!

lunes, 22 de febrero de 2016

Huerta de San Vicente

Un joven de sombra, muslo y mármol se acoda en su escritorio. Escribe. Letra a letra, palabra a palabra, milagro a milagro...

“Vamos al rincón oscuro,
donde yo siempre te quiera,
que no me importe la gente,
ni el veneno que nos echa”.

La tinta no es roja pero lo parece. Es verano de 1932 y en el gramófono suenan Tomás Pavón y Bach.


lunes, 8 de febrero de 2016

Vieja encina

Se ha cansado de su altura
la vieja encina
en la que pintaban los niños
risas y plegarias.

Y el oscuro manantial
donde respiraban sus raíces
se ha vestido de una sangre
que salpica siete torres de niebla.

Los humildes guijarros, quietos,
susurran ásperas canciones
con las que comercia
un viento vuelto del revés.

Un gorrión con alas de plomo
quiere llorar y no puede
porque se le ha llenado
la garganta de corteza.

miércoles, 27 de enero de 2016

Consejos para mis hijos

Lo escribí antes de que nacieran y sigue valiendo...
Multiplicad las sonrisas queridas,
pasad por todos sin torcer su historia,
amasad ternuras, dejad la gloria
que os llenará la mirada de heridas.

Entonces, sé que las nubes perdidas
y las que irán y vendrán por la noria
temporal del cielo, una memoria
agridulce os darán, como son las vidas.

Y tras muchas luchas y algunas calmas,
hijos, en nuestro final, miraréis
en casa dos alturas arrugadas,

recuerdos de vuestros padres: veréis
dos ancianos temblorosos, dos almas
de miraros y quereros gastadas.

jueves, 14 de enero de 2016